Qué es el Product Placement

Ya te hemos hablado del patrocinio y de sus posibilidades. En esta ocasión, queremos centrarnos en otra técnica de marketing que te ayudará a aumentar el brand awareness, a exhibir los beneficios de tu producto y hasta a fidelizar clientes: el product placement o emplazamiento de producto. ¿Qué es el product placement y qué ventajas tiene? ¡Sigue leyendo! Te contamos todo lo que necesitas saber.

Los mensajes híbridos y el product placement

Como sabes, los mensajes híbridos son pagados y buscan influenciar a la audiencias con fines comerciales mediante comunicaciones que no proyectan un carácter de este tipo. Al igual que el patrocinio, el branded content y el advergaming, el product placement también hace parte de esta categoría.

¿Qué debes saber sobre los mensajes híbridos para entenderlos mejor este tipo de publicidad? He aquí las cuestiones más relevantes:

  • Implícito VS explícito: en un mensaje implícito la marca aparece de forma pasiva o contextual, no expresada formalmente y sin exponer los beneficios del producto, mientras que en un mensaje explícito las marcas desempeñan un papel activo, se expresan formalmente y sus atributos/beneficios están claramente expuestos.
  • Control VS integración: otros dos términos generalmente contrarios, ya que el control se refiere a la capacidad del anunciante para influir en el contenido generado, mientras que la integración se refiere a la naturalidad con la que se integran tanto la marca como el producto.
  • La intencionalidad del contenido respecto a la marca: esta puede ser afín al objetivo de marca o ajena al mismo. Por un lado, si en un contenido creado de forma ajena al objetivo de la marca, insertamos un mensaje con mayor o menor integración, estaremos hablando de patrocinios o emplazamientos de producto. Sin embargo, en el caso de contenidos creados de forma afín al objetivo de marca, hablaremos de branded content.
  • La finalidad del contenido respecto al usuario: en el caso de los contenidos realizados de manera afín al objetivo de maca, se pueden realizar (además) con una finalidad informativa o de entretenimiento de cara al usuario. Si la finalidad es informativa estaremos hablando de content marketing, mientras que si la finalidad es de entretenimiento hablaremos del branded entertainment.

Qué es el product placement

El emplazamiento de producto (product placement) es la inserción intencionada de una marca dentro de determinados formatos de entretenimiento, como puede ser el cine, las series, las webseries, programas de televisión o digitales, blogs, vídeos, videojuegos, etc.

El product placement, al ser una herramienta de marketing, puede ser pagado o no, pero para que lo consideremos como tal siempre debe haber un proceso de negociación e intencionalidad por parte del anunciante.  Además, aunque no exista compensación económica por parte de la marca, sí que debe haber algún tipo de compensación en forma de material, servicios, apoyo en la difusión, etc.

Cuáles son las principales ventajas del product placement

El product placement es un acuerdo que beneficia tanto a la productora, en forma de financiación y apoyo, como al anunciante, en forma de eficacia publicitaria, ya que este formato cuenta con una serie de ventajas:

  1. Limita la posibilidad de la audiencia para evitar el mensaje al estar insertado dentro del propio entretenimiento que están consumiendo.
  2. Aprovecha el carisma de los personajes mediáticos y el afecto que el público tiene por los mismos.
  3. El mensaje aparece en un entorno poco habitual para los mensajes comerciales y las barreras de defensa de la audiencia están menos activas.

Ejemplos conocidos de product placement

Lo sabemos: todos estos nuevos conceptos se asimilan mejor con ejemplos reales. He aquí algunos casos de product placement de los que seguramente ya hayas sido testigo (en caso contrario, aún estás a tiempo):

E.T., el extraterrestre

Seguramente recuerdas los caramelos de crema de cacahuete Reese’s Pieces con los que Elliot atraía a E.T. en la película E.T., el extraterrestre. Por lo tanto, ya eres testigo de un buen ejemplo de product placement. Aunque, al parecer, la empresa de Reeses’s no ha invertido nada para que sus productos aparecieran en este clásico del cine de Spielberg, sí que ha destinado un millón de dólares en publicidad relacionada con la película. Resulta curioso que la primera opción de Spielberg eran los M&M de Mars, pero estos rechazaron su propuesta. ¿Opinarían lo mismo al ver el 65 % de aumento de ingresos de Reese’s tras este product placement?

Transformers

Otra de las grandes películas de la historia en las que puedes ver claros ejemplos de product placement es Transformers. Por supuesto, aquí aparecen grandes marcas del mundo de la automoción, centrándose en dar a ver, por ejemplo, en la primera película, sobre todo, GM y, en la segunda, el nuevo Chevy Volt y los modelos de Corvette. Pero, ¡no solo eso! En esta película puedes encontrar muchos otros ejemplos de productos que no guardan una relación directa con los coches. ¿Cuántos eres capaz de detectar en este vídeo?

Lady Gaga – Telephone

Las películas no son los únicos medios a utilizar para llevar a cabo esta técnica de marketing. Los videoclips musicales son otra excelente opción para dar a ver diferentes marcas, muchas veces, incluso de forma natural. Un ejemplo de videoclip en el que puedes ver una gran multitud de marcas haciendo uso del product placement es Telephone de Lady Gaga. ¿Cuántas consigues localizar?

Las salchichas épicas de El Rubius

Los influencers y los youtubers son otros de los grandes elegidos para realizar este tipo de publicidad. Hay casos en los que este product placement se puede llegar a ver forzado, pero, en muchos otros, este consigue integrarse en la historia, como en este ejemplo de El Rubius, en el que lleva a cabo su particular reto de Las salchichas épicas. ¿Cuánto tiempo te ha llevado identificar la marca protagonista de este product placement?

¿Sabías que…?

En Cazafantasmas, como ninguna empresa deseaba que su nombre o su mascota se convirtieran en «Gozer, el destructor», que intentaba arrasar Nueva York, crearon el Muñeco de los Marshmallows, Stay Puft Marshmallow Man, que nunca llegó a existir.

¿Y tú? ¿Quieres que el product placement haga parte de tu estrategia de marca? Si no sabes por dónde empezar o necesitas ayuda, ponte en contacto con nosotros a través de los comentarios o de nuestro formulario de contacto. ;)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *